¿Cuáles son las áreas naturales protegidas del Perú?

El turismo ecológico en el Perú es una de las actividades que cada vez ganan mayor demanda en visitantes nacionales y extranjeros. Personas de diversas edades desean visitar las distintas áreas naturales protegidas del Perú que ofrecen guías que muestran todos los secretos guardados en territorios en los que se respeta la vida natural.

Son alrededor de 158 las áreas naturales protegidas del Perú, estas cubren más del 15% del territorio nacional y el turismo en ellas está regulado por el Estado Peruano. Entre las áreas naturales más visitadas se encuentran:

Santuario Histórico de Machu Picchu

Este es el destino por excelencia para aquellas personas que deciden visitar Perú, sin embargo, no todos sabían que se trataba de un área protegida y regulada con el fin de mantener su existencia.

 

Parque Nacional del Huascarán

El Huascarán es el nevado más alto del Perú y uno de los más altos en todo el mundo. Sus más de 6760 metros sobre el nivel del mar hacen que se formen una cadena de montañas y quebradas que, en compañía de lagunas, flora y fauna, convierten a este Parque Nacional en un destino turístico muy atractivo.

 

Parque Nacional del Manu

Este parque es uno de los que mayor diversidad de flora y fauna guarda en todo el mundo, razón por la que es considerado como Patrimonio Mundial de la Humanidad. La principal actividad que se puede realizar dentro de este parque son las caminatas, las mismas que son reguladas y resguardadas.

 

Reserva Nacional del Titicaca

El lago Titicaca es el lago navegable más alto en todo el mundo. Se ubica entre los países de Perú y Bolivia y recibe frecuentemente a turistas de todas partes del mundo que buscan conocer las islas flotantes que se encuentran dentro del lago.

Si eres una persona a la que le gusta realizar turismo sostenible sin impactar de forma negativa el ambiente que se visita, no puedes dejar de visitar las áreas naturales protegidas del Perú, lugares en los que las actividades turísticas respetan el ambiente y la vida que en ellos persisten.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *