Frases De Dios

1- ¡Dios Te Ama!

En la Biblia se comenta, «Que de tal dios amo el planeta, que ha ofrecido a su hijo unigénito, para todos aquellos en los que en él cree, no se pierda más y tenga vida eterna.»

El problema es que…

2. ¡Todos nosotros hemos pecado en muchos momentos de nuestras vida!

Hemos hecho cosas que le desagradan al Señor. Esto se llama pecado, y nuestro pecado nos ha separado de Dios.

La Biblia dice, «Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la Gloría de Dios.» Dios es perfecto y santo, y nuestros pecados nos separan de Dios eternamente. La Biblia dice «La paga del pecado es muerte».

La buena noticia es que, hace aproximadamente 2000 años

3. ¡Dios envío a Su único lujo Jesucristo a morir por nuestros pecados!

Jesús es el Hijo de Dios. Vivió mía vida sin pecado y murió en la cruz para pagar el precio de nuestros pecados. «Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.»

Jesús resucitó de la muerte y ahora está sentado a la diestra de Dios padre.

El nos ofrece gratuitamente el regalo de la Vida Eterna. «Vivir para siempre con él en el cielo si le aceptamos como nuestro Señor y Salvador». Jesús dijo «Yo soy el camino, y la verdad y la vida. Nadie viene al Padre si no es por mi».

Articulo Relacionado:  ¿Quién es el justo juez y en qué nos puede ayudar?

Dios quiere acercar a él con amor y quiere que seas su Hijo. «A los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.» Tú puedes pedirle de corazón a Jesús que perdone tus pecados y que venga a tu vida como tu Señor y Salvador.

4. Si quieres aceptar a Cristo como tu Salvador y arrepentirte de tus pecados y comenzar una nueva vida, Te invito a realizar la siguiente oración:

«Señor Jesucristo hoy te pido perdón y me arrepiento de todos mis pecados. Yo creo Señor Jesús que tu estuviste muerto en una cruz por mis pecados y que al tercer día Dios tu padre te levanto entre los muertos, por eso así vivo como estas yo te abro las puertas de mi corazón para que entres en mi y hagas de mi la persona que tu quieres que yo sea. Yo te confieso Jesucristo como mi único Señor y suficiente sanador personal. Gracias por tu saltación», Amen.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *