¡Puedes hacer desodorantes en casa!

En el mercado actual existe un sinfín de productos de belleza y aseo personal que nos ayudan a sobrellevar el día a día. Sin embargo, muchos se quejan de los altos costos y de lo complicado que a veces se hace conseguirlos. De ahí que han salido versiones naturales que hasta se pueden hacer en casa con solo conseguir los ingredientes necesarios para la preparación.

El desodorante es uno de esos productos que son usados para darle olor agradable a las axilas y al mismo tiempo combatir la excesiva sudoración. Los hombres son los que más optan por este artículo. No todos tienen las mismas funciones y no todos funcionan, por ello se pueden hacer unos sin necesidad de muchos químicos.

Con el aceite esencial de árbol de té se puede lograr crear un desodorante que es poco agresivo para la piel y al mismo tiempo funciona como antibacterial.

Solo hay que hallar cinco gotas de aceite de té y una cucharada de agua de rosas. Todo eso se mezcla y se unta posteriormente en las axilas. Espere que absorba el líquido y luego se tendrá el efecto protector y aromatizante deseado. Pero el punto negativo es que se debe aplicar cada cierta s horas porque su efecto no es permanente.

También está la opción de utilizar frutas cítricas, cuyos componentes ácidos ayudan a eliminar los malos olores y también acaba con las bacterias. Se utilizan las conchas de limones o naranjas que se mezclan con agua, sal marina y bicarbonato de sodio. El resultado servirá para bañarse durante 15 minutos aproximadamente, por lo que no solo será beneficioso para las axilas sino también para todo el cuerpo. El procedimiento puede hacerse a diario.

Con bicarbonato de sodio y harina de maíz se prepara una especie de exfoliante que sirve como un desodorante que brinda protección y limpieza en un solo producto. Se buscan media taza de bicarbonato, igual cantidad de almidón de maíz, 10 gotas de aceite esencial de árbol de té, vitamina E, aceite de coco y aceite de menta. Todo se mezcla y se aplica con un suave masaje en las axilas. Los efectos serán inmediatos. Si sobra producto, se debe guardar.

Un desodorante de romero sirve asimismo para combatir el mal olor y proporcionar una acción antibacterial al cuerpo. Al combinarse con alcohol y agua llega a frenar el sudor excesivo en esta parte tan delicada del cuerpo. Busca agua, romero, alcohol y limón. En una olla hay que hervir las hojas del romero, se deja reposar y luego se le agrega el limón y el alcohol.  Se mezcla y luego se aplica en las axilas. Antes de usarlo permanentemente, es importante hacer una prueba antes para determinar si no causa alguna alergia en la piel.

Todas son recetas sencillas de hacer en casa. Incluso resulta más económico que adquirir un desodorante tradicional. No obstante no hay que obviar visitar a un dermatólogo en caso de haya alguna reacción desfavorable en la dermis, pues no todas son iguales.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *