Echándole una mirada a la obra de cinco pintores cubanos contemporáneos.

Booking.com

Yo creo que uno siempre empieza con esos primeros garabatos que hace en la escuela con los maestros de primaria, en tu casa, yo era un niño muy introvertido y tal parece que mi manera de expresarme fue hablando con los trazos y desde niño como todo el mundo uno empieza a garabatear y entonces a los garabatos le vas dando una forma con el tiempo van cogiendo forma y no te sé decir cuando empecé, empecé como todo el mundo igual en la pintura.

Bueno de entrada fue cuando era muy pequeñito y hacia mis dibujitos infantiles después fui para la escuela normal, la primaria y dibujaba igual que cualquier otro niño lo que tenía un poquito más de inclinación por la pintura que otros no ya después me incorporé a la escuela de arte el Nivel Elemental, después hice el Nivel Medio y ya , hasta ahora.

Desde el año 84 más o menos yo estaba actuando, era actor y me interesé por la pintura y en el 87 decidí entonces dejar la actuación y dedicarme nada más a la pintura porque se me daba bien, me gustaba y podía hacer todo lo que quería, en el caso de la actuación dependía de gente dependía de un director, dependía de un guion, dependía de muchas cosas para poder hacer algo y en el caso de la pintura era coger un lienzo y pintar y ya, me gustó y empecé a pintar empecé a hacer cosas, empecé a regalarle cosas a los amigos y ya me pareció bueno, me pareció que es un buen camino y por eso seguí por ahí.

Cuando era niño empecé a dibujar como todos los niños y poquito a poco mi familia me fue inculcando eso de esa tarea de, como para entrenerme y eso un poco de las malcriadeses de un niño me dan una hoja y un lápiz y me fui adaptando a esa idea de todos los días dibujar, dibujar y un día participé en un concurso de radio era ilustrar un poema y mi abuelo me llevó y cogí premio y a partir de ahí descubrí que podía practicar más y lo disfruté más cada día hasta que poco a poco ya me empecé a interesar en serio e hice las pruebas de la academia de artes y aprobé.

Siempre estaba tratando de ver de que manera me insertaba en el arte porque siempre me gustó y tuve mucha influencia con la Escuela de Cine aquí en San Antonio y con el rock and roll también hice, empecé a ser posters y a hacer es decir, dibujar los discos de los rockeros y me fui conectando con el tema del diseño gráfico y eso desde una formación autodidacta hasta bueno hasta después San Alejandro que entré en el 2001 y siempre tenía algo que decir tenía que buscar una manera de decir algo.

¿Qué me gusta pintar?

Eso sí no sé decirte según como me levante un día por la mañana y y cómo me sienta es como las ideas que van fluyendo solas eso no es una cosa que se planifica, ni está determinada.

Siempre me interesa hablar de los conflictos humanos y y de las cosas que pasan alrededor de uno que es un tema muy abierto y siempre lo trato de incluir en mi obra.

Mi obra está basada en el concepto de la conducta social del ser humano cómo piensa el ser humano, en qué piensa las ideas fijas que tiene por ejemplo, la obsesión por las cosas por eso hay objetos en las cabezas de los personajes porque quiero reflejar la idea fija de las personas por ejemplo el avión, el barco los autos, las comidas, el camarón, la langosta, el pescado, frutas, y es la obsesión del ser humano por lo material y por lo que le hace falta Yo trato siempre de de lo que me conmueve en el tiempo y el espacio que estoy viviendo es lo que reflejo y quizás tampoco porque la obra sale como quiera es decir, es parte tuya, pero después ella coge su propio camino, entonces ella te empieza a pedir ya empieza a pedir el color determinado, la expresión determinada, el momento determinado todas esas cosas influyen en el proceso creativo y en la obra final.

Realmente lo que más me gusta pintar es la abstracción como género como tal es un poco más libre, tengo más libertad de expresión, no estoy atado a ningún academisismo como tal.

La abstracción es un poquito más profunda tiene que establecerse una comunicación entre el espectador y la obra y no llegar a adivinar o a descifrar los códigos que ha usado el artista como tal simplemente llegar a un camino muy propio de cada espectador.

La obra tiene un sentido abierto en cuanto a su interpretación, la interpretación no siempre es la misma, o sea yo me propongo que sea abierto en un primer sentido puedes ver que hay una migración que hay personas que están moviéndose de un lugar, de Cuba hacia el exterior con recursos precarios y en el caso mío por ejemplo es una fruta, porque la fruta de alguna manera es, representa esa necesidad de alimentarse, pero sin embargo es el móvil que me va a sacar, a mover del país o sea, el móvil en que voy a viajar y eso es un poco paradójico.

Eso es en un plano, en otro plano se está hablando del deseo humano es como si fuera, por eso les decía lo de la cebolla, es como si fuera una cebolla que tengo diferentes capas la cebolla tiene diferentes capas la primera capa tiene un sentido y va cobrando, y va abriéndose por capas y puedes interpretar por ejemplo que el hombre tiene carencias en cuanto a sus necesidades o sea, siempre que desea algo cuando lo satisface, desea otra cosa más y eso es como metonímico nunca terminas de desear y es como si fuera interminable cuando llegas al centro de la cebolla empiezas a verte a ti mismo porque descubres, te estas identificando contigo al final, detrás de una obra quien está es tu interpretación.

El tema que yo uso dentro de mi obra es el paisaje urbano como tal a pesar de ser un referente en la obra de muchos pintores yo trato de sintetizar un poco el paisaje de una forma diferente.

Es decir, La Habana, vivo en la ciudad de La Habana, una ciudad muy poblada donde se desperdician muchos desechos y uso fotografías de basureros ahora mismo, con el ciclón este que pasó, la serie que estoy haciendo se llama asi “Después de la tormenta” porque lo que quiero reflejar es eso un poco lo que visto de otra forma un poco más bella de un desastre tratarlo de llevar a un lienzo y y verlo de otra manera.

Yo pienso que lo cubano está inconscientemente, aunque no necesariamente hay que tener una palma en un cuadro o hay que tener un paisaje cubano para que sea una obra cubana si el artista es cubano, creo que.

Y más en este caso que es un artista cubano y que hace su obra desde Cuba, la obra tiene que ser cubana.

Lo cubano en mi obra se refleja de manera metafórica al incluir la figura siempre en un lugar sobrio como observando, alrededor de ella siempre está la nada, el mar, el cielo la condición de isla que tenemos refleja mucho esa parte de cubanía, esa parte que nosotros tenemos como cubanos y es eso, es la figura observando el vacío, observando al más allá como.

Qué pasará, qué hay es como esa incertidumbre que siempre tenemos todos, es como un ADN ya que tenemos.

Los pisos más bien es ese tema colonial, que es como una historia que tenemos desde la colonia, de los españoles que son pisos muy viejos y ya han pasado generaciones y generaciones y como que tienen una historia, un cuento y siempre lo incluyo en la obra como parte también de la cubanía, como un elemento más que constribuye a eso.

Lo cubano se refleja, es lo primero que se refleja ya desde el punto de vista de que uno, uno es cubano y no es que sea cubano solamente, es que.

La cubanía está, aunque no quieras serlo.

A mí el tema de la nacionalidad y eso me parece un tema un poco.

o sea, yo no lo tengo en cuenta yo sé que me salen las cosas cubanas porque soy de aquí y más bien uno trata de ser más universal que cubano porque si eres universal eres cubano y si eres cubano eres universal pero no es un propósito en mi trabajo reflejar una cubanía porque me parece un poco que empiezas a caer en los arquetipos en los prototipos de la palma y y trato de evitar eso, yo busco un mundo muy personal, trato de hablar del ser humano no importa donde viva.

Materiales para trabajar.

en Cuba actualmente 2017 ahora, no es guataquería, Arte 1010 es la que está dándome los materiales para trabajar pero normalmente el artista trabaja con lo que sea, con lo que haya a mano los materiales a veces los he conseguido en la esquina, he trabajado con tierra, he trabajado con acetato, he trabajado con pintura industrial, café, tinta.

cualquier cosa sirve para pintar.

Azul de metileno.

eso son cosas extrañas mercurio.

yo he trabajado con todos los materiales pero los materiales los consigo con lo que aparezca, aquí en Cuba es lo que aparezca, no lo que hay.

Los materiales es un dilema eso está clarísimo es más dificil conseguir los materiales que pintar el cuadro.

Nada, no sé no sé como los consigo pero los consigo eso no tiene explicación.

Los materiales los compro y en algunas ocasiones los invento porque también me gusta inventar cosas para trabajar me gusta trabajar con todo tipo de materiales pero normalmente los compro existen tiendas de materiales para artistas profesionales acá y fuera del país también lo compro y lo traigo.

El artista tiene que sobreponerse a veces a las carencias que puedan haber, y tratar de crear en base a lo que tenga Ahora en estos mismos momentos en Cuba es difícil resolver el comprar la pintura porque no hay pero bueno, uno siempre con amistades que te la envíen cosas que tu vas logrando y vas haciendo con lo que puedes.

Muchas veces por ejemplo el azul yo lo hice con azul de metileno o sea, hacía el dibujo con negro incluso a veces lo hacía con chapapote hacía los trazos fundamentales con, y después coloreaba con rojo aseptil con cosas de medicamentos de farmacia porque muchas veces no había, incluso hoy yo ahora salgo a la calle a buscar un tubo de pintura y me cuesta tres veces lo que cuesta un tubo de pintura normal en cualquier lugar si lo encuentro.

o sino posiblemente no lo encuentre es bastante difícil el problema de.

Incluso el lienzo para conseguirlo o sea, se dificulta mucho pero esa dificultad es lo que hace la prueba del interés por la pintura porque ante tanta dificultad cualquiera dice yo no voy a pintar y me parece que eso es muy interesante.

o sea, yo persisto y voy a persistir aunque tenga o no con pasta de diente yo voy a hacer unos empastes en blanco e igual lo voy a hacer.

Pero de eso hace tiempo ahora mismo los materiales que yo tengo son materiales de primera calidad con toda la factura necesaria ningún experimento, ningún invento eso fue en los momentos cuando si había una crisis ahora también es difícil conseguirlos pero tengo los canales ya llevo tiempo pintando, tengo personas que le interesa mi obra y por tanto puedo reciclar e intercambiar El contexto cubano en lo económico influye como te estaba diciendo en dependencia de los intereses que tu tengas me puede afectar si voy por la línea de, de trabajar con lo que haya yo siempre trato de inventar, de usar recursos que a veces no están asequibles a la mano y los uso para hacer mi obra.

Ya Martí lo dijo y ya esto está repetido que primero hágase el pan y después hágase el verso yo tengo que hacer mi pan primero y después voy a hacer el verso hay veces que lo he contrapuesto porque hay veces que he hecho el verso y después salgo a buscar el pan te lo digo sinceramente y voy a hablar así pero sí influye, sí influye pero no puedes dejar el camino brother tienes que seguir adelante y eso no puede ser otra justificación más.

Claro que influye, pero unos siempre trata de sobreponerse y a veces a mí eso me da hasta fuerzas para seguir adelante porque a veces las adversidades lo que hacen es avanzar y hacerte más fuerte para la próxima batalla y nada la economía siempre está ahí al lado de uno.

El contexto influye pues todo lo que está sucediendo alrededor de cualquier ser humano influye en lo que hace.

En mi obra particularmente, desde el punto de vista temático los temas que estoy abordando son temas aparentemente sobre la migración temas sobre la carencia, sobre el deseo y eso va a influir aunque tú no quieras por lo mismo que te decía de lo cubano, lo cubano te sale aunque tú te vayas para Egipto igual, tu contexto social te influye y se puede leer en tu obra si tienes una vista aguda.

Está ahí,está ahí La Habana, están ahí los intereses están ahí los deseos de transformar los deseos de emigrar hay que leerlos, hay que saber leerlos.

Todo evoluciona y.

a mí lo que me sucede es que he trabajado muchas etapas siempre hago rostros, siempre hago personajes pero se han transformado mi obra en los años 90 era una obra agresiva era una obra.

incómoda era una obra que quería decir cosas era una obra que quería hasta cierto punto gritar hice series del grito y mi obra ahora me he dado cuenta de que es una obra más pausada, quizás más agresiva que antes pero, pero a la vista no lo es ¿por qué?, te explico El tratamiento y la manera incisiva de hacer el dibujo, de hacer la pintura, de yo volcarme sobre el lienzo pienso ahora que es más fuerte que antes antes era más débil y yo trataba de hacerlo entonces más fuerte con la imagen ahora la imagen es menos fuerte, es más agradable, es más, quizás más bonita y sin embargo lo fuerte está en el temperamento con que la hago en el tipo de material que empleo en el tipo de textura que hago creo que ahí es donde está realmente lo que quería decir.

Yo he pintado bastantes cosas, incluso en diferentes estilos he hecho desde naíf, expresionismo, he hecho abstraccionismo, he hecho muchas cosas y casi siempre experimentando porque me gustó como la autoescuela o sea, yo estoy graduado de San Alejandro, graduado del Nivel Superior Pedagógico, pero la escuela mía fue el taller yo me imagino que este no sea ya el final de mi camino como pintor yo pienso seguir evolucionando no siempre he hecho esto, he llegado hasta aquí es como el que va caminando: tú vas por un lugar pero vas llegando a otro lugar, eres la misma persona pero vas removiendo cosas desde el punto de vista estético investigando.

No me he percatado de la evolución de mi trabajo, me he percatado por seguir creando no sé si estoy evolucionando o involucionando no sé que estoy haciendo lo que sí sé es que estoy creando y eso es lo más importante para un creador, para un artista La obra mía es un constante cambio yo soy una persona que experimento mucho y trabajo por series la primera serie no tiene.

No es que no tenga que ver con las otras siempre es una cadena que va siguiendo una tras otra, pero se nota la diferencia porque siempre voy haciendo cambios con respecto al trabajo en sentido general Anteriormente, hace años, hace unos cuantos años cuando me gradué de la escuela empecé a hacer una obras más expresionista, más agresiva, es como un poco de esa rabia que sale cuando uno quiere cuando quiere avanzar y quiere comerse el mundo tan rápido y ya poco a poco es furia como de adolescente se me fue quitando y empecé a preocuparme un poco más por la estética de la obra hasta llegar a una obra un poquito más.

llegar a la esencia de lo que tú quieres decir no tanto la furia.

y tratar de expresarte a ti mismo y a los demás también que entiendan lo que tú haces, que comprendan a donde quieres ir y eso es parte de la evolución y el oficio se va educando con el tiempo se va aprendiendo.

durante toda la vida el oficio se va depurando.

En el año 80 no se me hubiera ocurrido a mí pintar un cuadro de 2 metros porque primero no tenía el lienzo, no tenía el color ahora lo puedo hacer incluso quisiera hacerlo más grande quisiera hacer murales, quisiera hacer esculturas yo estoy abierto a todo, pero no lo tengo preconcebido, no tengo un boceto de lo que va a pasar, yo dejo que pase y voy cogiendo el rumbo.

Perspectivas.

, fumar en pipa no, las perspectivas sobre mi trabajo siguen siendo las mismas seguir creando brother es lo que más me interesa.

Lo primero es sentirme satisfecho con mi obra yo personalmente y después que el público que la vea pueda sentirse de alguna manera influenciado por mi obra.

Las perspectivas son las mismas seguir trabajando mi obra desgraciada o afortunadamente se coloca bien en lugares en eventos internacionales en exposiciones, la he logrado conectar en lugares con grandes artistas, hasta fallecidos y ese es mi objetivo, que el público vea la obra no tengo más pretensión, lo único que quiero es que la gente vea mi obra y si algún día yo no estoy y desaparezco pues nada, que recuerden la obra, que sepan que un tipo como yo hizo esa obra y que ahí dejó cosas, dejó su vida, dejó su.

huella.

Me gustaría abrir un poco más el abanico de posibilidades de abrirme, que mi obra trascienda un poco que pueda participar en estos tipos de eventos internacionales, salir de la condición de isla esparcir un poco la mente conocer otras cosas, comparar Quisiera eso, que mi obra evolucionara junto con lo que está pasando en el mundo actualmente.

Simplemente trato de ser sincero, trato de decir lo que quiero y no trato de esconder nada, trato de decir lo que me interesa decir, que la gente lo entienda y si no lo entienden y la gente tiene otra lectura mira me parece bien, me parece que la obra de arte es eso la obra de arte no es para explicarla es para mostrar, para tú sentir visualmente o como quieras.

sentir que esa obra te atrae, que esa obra te impresiona, que esa obra te para.

que pasas por una galería y de buenas a primeras te paras frente a un cuadro y ese cuadro te gusta, y no sabes por qué te gusta simple y llanamente ese es el que te gusta.

Que la gente encuentre cualquier cosa, lo que más le interese cada cabeza es un mundo, un universo es algo loco es algo loco asere y la locura es buena, no es mala, la locura está bolá.

Quisiera que las personas sintieran algo más que todo quisiera que las personas que les pasara algo una cosquilla, alguna sensación, algo.

eso para mí es muy importante y que por lo menos se detengan 5 segundos a mirarla, eso para mí es suficiente.