Comiendo CUY en Machu-Pichu, Cuzco #1

Estamos llegando a Machu-Pichu Este es el tren a Machu Picchu También llamada la Roma de América, estoy en el Cusco Este es el sitio arqueológico de Moray Esto es Ollantaytambo Los mosquitos me pican impresionantemente Aquí hay algunas cosas importantes que usted debe saber antes de viajar a Perú La moneda oficial es el sol peruano, S/. 1 = $ 3 USD.

40 PEN En México se le llama Cuyo, pero en el Perú es conejillo de Indias y comido! La mayoría de los países no requieren visa para ingresar a Perú, pero consulte con su embajada.

Bandera de Cusco se compone de los colores del arco iris, muchas personas lo confunden con la bandera gay pero no tiene nada que ver.

Esta es la primera vez que viajo por LATAM, el avión es cómoda, tiene un buen espacio para las piernas, un buen entretenimiento y la comida es suficiente.

Llegó a Lima y se preparan para pasar la noche en el aeropuerto, mi siguiente vuelo sale a las 3 am, siempre es bueno llevar una manta.

Cuzco, también llamada la Roma de América, estoy en Cuzco, que es la ciudad cultural, denominada por lo constitución política de Perú.

Esta es la plaza principal y es el centro de la ciudad, alrededor hay tiendas, la catedral y las casas de cambio.

Mi alojamiento es en el hotel Arcangel, las habitaciones son cómodas y tranquilas, tienes el desayuno buffete desde las 7 am y está a dos cuadras del centro.

Caminando por las calles de Cuzco estas caminando en la historia, los edificios modernos se construyen sobre cimientos de la época Inca.

Sus hábitos cívicos son todos los domingos y son una muestra de su cultura a los turistas.

Mi primera visita es al sitio arqueológico de Moray, antes de que nos detenemos a aclimatarse a la altitud de Cuzco, en promedio son 3400 metros sobre el nivel del mar.

El Cuy, Esta adorable criatura se come lo que el verdadero Cuy es un poco más grande y suficiente para dos personas.

A los mexicanos nos causa conflicto emocional comernos un Cuyo porque muchos le habíamos tenido como mascota.

Es muy común ver a un par de toros en la parte superior de la fachada de las casas, que son imágenes que proteger la casa una vez terminado, la cruz Inca no se puede perder, además de sus deidades, el cóndor, el puma y la serpiente.

Este es el sitio arqueológico de Moray, su nombre proviene de una patata autóctona llamada moraya, Me pareció que era un anfiteatro, pero en realidad es un laboratorio Inca de agricultura en donde ellos empezaron hacer sus siembras y conforme iban subiendo se iban adaptando las especies  hasta que tenían totalmente adaptada una especie y así podían sembrar entonces en cualquier lugar, por ejemplo en Cuzco que estaba más alto, o incluso Machu-Picchu, en esta zona hay más de 20 microclimas.

La geometría monumental es impresionante y es una de las primeras cosas que me sorprenden de la cultura Inca.

Nuestra siguiente parada son las minas de sal, para ello cruzamos primeramente por el pueblo de Maras, que está construido totalmente de adobe y por muy increíble que parezca hay mayor población de burros que de personas!, las minas de sal está a 7 kilómetros de Maras.

Al llegar a las minas de sal es inconfundible el paisaje blanco y deslumbrante que te encuentra en medio de los Andes.

Estoy en las minas de sal de Maras, y estas piscinas de sal puede dar hasta 150 kilogramos cada uno, y están aquí desde los tiempos pre-incas, está es la formación natural de las piscinas, en caso de lluvia no se ve porque el agua oculta, el agua sale de las montañas, se filtra y la mineralización permanece como el agua se evapora y el resultado es este.

El acceso es por 10 soles, no se puede llegar a las piscinas, pero si se puede colocar los dedos y no se cree que es agua salada! Lo más sorprendente de estas formaciones es que han estado aquí todo el tiempo, desde antes de los Incas, que ya se salieron de esta zona, cada estanque se ha heredado de generación en generación y actualmente administra la comuna de Maras, una población cuyas casas son construidas con adobe y tiene un total de 2 500 habitantes y 3 000 burros, la población es mayormente de ancianos, los jóvenes emigraran a las ciudades, pero cuando empezó a ser comercializado la economía se reactivó, la sal producida aquí es famoso tanto en Cuzco en Perú y ahora comienza a exportar al resto del mundo, Maras es mantenida por estas minas de sal.

Volver a Cusco es la hora de comer, vamos a probar un plato regional que no tenemos idea de qué sabor esperar, este es el conejillo de indias.

Este es el restaurante PLUS al frente de la plaza y es un buen lugar para comer Cuy.

Y, finalmente, vamos a comer el cuy, se ve muy diferente cocinada y no tan amable.

La verdad no era muy fan, no es malo, me ha gustado, pero difícilmente volvería a comer uno, recomiendo para eliminar la tentación de comer, el costo promedio es de 50 o 60 soles, se cocina frito, al horno o empalado.

¿Te gusto el Cuy? Se ve feo de lo que Sabe, pero si le recomiendo que prueben.

A través de las calles de Cusco se puede ver los edificios incas mezclados con arquitectura colonial, es un sentimiento mágico pensar que usted está caminando entre la historia tangible, si estas calles hablan, Cusco fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983, Conocido por casi todo el mundo como la Roma de América por el número de monumentos y arqueología que lo componen, mi visita fue en septiembre y el clima ya estaba frío y la noche comienza a llegar, las calles con sus luces amarillas te hacen sentir en un lugar especial, vaya que lo es! la textura de su suelo y las paredes se transportan en la historia y mi primer día está llegando a su fin.