Música y Danza Peruana

Danzas del peru

La música y la danza han sido parte de la rutina peruana desde tiempos precolombinos, ocupando un lugar muy importante en la cultura de este maravilloso país. La mezcla de culturas indígenas, antiguas civilizaciones y conquistadores españoles y de otras nacionalidades ha creado manifestaciones artísticas folclóricas que expresan esta diversidad.

Muchos historiadores creen que los antiguos habitantes de Nazca fueron importantes músicos que crearon diferentes instrumentos de viento, entre ellos la flauta de pan, uno de los símbolos del Perú, ampliamente utilizado durante las festividades.

Las antiguas civilizaciones también desarrollaron otros tipos de instrumentos utilizando caracoles de mar, cañas e incluso huesos de animales para producir los sonidos y honrar a los dioses o guerreros.

Debido a su territorio, las diferentes regiones tienen su propio estilo de música y danza, cada una con sus propias características. Entre las danzas típicas peruanas se encuentra la Marinera, la más conocida. Tiene orígenes españoles y andinos y es muy común en la costa del país, así como en los Tonderos. Otras danzas típicas son Zamacueca o Mozamala, Festajo, Huayno y Diablada.

Cuatro bailes peruanos que tienes que conocer y si te gustan las manifestaciones culturales, Perú es un lugar muy completo!

En el Perú hay más de 800 tipos de danzas, en sus tres regiones: costa, montaña y selva. Hoy voy a hablar de cuatro de ellos que más me gustan. Son danzas que encantan, no sólo por su belleza, sino también por su historia.

Huaylarsh (Huaylas)

También conocido como Huaylas, es uno de mis favoritos, al que cariñosamente llamo «claqué o catira andina». Proviene de la región de Huancayo (Junín), considerada la región más feliz del Perú, porque tiene fiesta durante todo el año, pero también se baila en Cusco y Huancavelica.

Los huaylarsh, del «campo verde» aymara, son celebraciones que se asocian con la cosmovisión andina de la cultura wanka, que se remonta a mucho antes de los incas. Es un baile potente y alegre, donde se aplaude con las manos y los pies, acompañado de gritos de alegría, y es bailado por hombres y mujeres que pueden representar la celebración de la cosecha (Huaylla), el «coqueteo» entre dos jóvenes (Huayllu), una pelea entre hombres o la competencia entre hombres y mujeres (Waylas).

Articulo Relacionado:  Arte sinestesia

Hay el Huaylarsh Antiguo y el Huaylarsh Moderno (que data de 1973). La diferencia entre ellos es el vestuario y los instrumentos utilizados. Mientras que el antiguo Huaylarsh tiene un atuendo más sencillo y menos instrumentos musicales, el moderno trae trajes lujosos, con bordados finos y una verdadera orquesta que lo acompaña.

Los instrumentos utilizados son el clarinete, el saxofón, el violín, la guitarra y el arpa.

En Lima, se puede ver una actuación de Huaylarsh en cualquier época del año, ahora, si quieres conocer el verdadero Huaylarsh, vale la pena viajar al Valle del Mantaro (Junín) en febrero, cuando se celebra el carnaval allí.

Tushruhuy walarsh: ¡Baila, disfruta y sé feliz, jovencito!

Danza de Tijeras

La primera vez que vi este baile, me cautivó: «¿Cómo puedes bailar, saltar y sostener un par de tijeras al mismo tiempo? Es una mezcla de danza y acrobacia.

Reconocida como Patrimonio Cultural Nacional en 1995 y como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010 (UNESCO), la Danza de Tijeras es indígena y proviene de Ayacucho, pero también se baila en Huancavelica y Apurímac. Los bailarines se llaman Supaypa Wasin Tusuq o Danzaq, el bailarín de la casa del diablo. ¿Pero de dónde viene ese nombre?

En el siglo XVI, los videntes, brujas y curanderos fueron perseguidos y llamados hijos del diablo (supaya wawan, en quechua), y se refugiaron en las partes más altas del país. Para volver a vivir en sus ciudades, los «hijos del diablo» tenían que bailar en honor de los santos y de Dios, vestidos con trajes españoles.

Las tijeras fueron hechas por los auquis, deidades indígenas, y el sonido que reproducían provenía de la laguna de Yauruviri. Otra versión de la historia es que el baile se llamaba Taki Onkoy, que en quechua significa «Rebelión de Huacas». Las huacas eran seres que poseían a los indios y los hacían bailar y cantar, imponiéndose a otros dioses para mantener viva su religión.

Articulo Relacionado:  Los desnudos de Milo Moiré ¿Arte o porno?

Los instrumentos utilizados son el violín y el arpa. Y, en detalle, las tijeras, de 20 cm de largo, deben «jugar» en compás de la música!

Los Caporales

Los Caporales es la recreación de varias danzas y se representa en Perú y Bolivia, y nació, más precisamente, en las orillas del Lago Titica, en la frontera de los dos países.

El baile se originó en el Tundique, que era bailado sólo por hombres, que al mismo tiempo tocaban sus bumbos. Pronto, se derivó a Tuntuna, donde los hombres dejaron los bumbos, y la mujer entró para acompañarla.

El baile evolucionó pero no perdió su ritmo: dos golpes consecutivos al sonido del bajo, un breve espacio de silencio y de nuevo los dos golpes, y así sucesivamente. Pronto apareció Saya, con movimientos más elegantes y delicados por parte de las mujeres y más fuertes y «masculinos» por parte de los hombres.

Entre ellos se encontraba el caporal, que era un capataz elegido por los españoles en la época colonial para supervisar el trabajo de los esclavos, que dirige la danza con un silbato y un látigo. A medida que el número de caporales fue creciendo, nació un nuevo baile: Los caporales.

Los instrumentos utilizados son la guitarra, la flauta, el bajo (o la batería), los platos y un tipo de suelo que los caporales usan en sus botas y golpean sus pies al ritmo de la música.

Los trajes son muy coloridos y llamativos, cambiando las tonalidades de la ropa según el grupo al que pertenezca. Los hombres llevan playeras y pantalones con botas, y las mujeres faldas cortas con una especie de bodysuit con mangas abultadas y largas, y el sombrero tipo coco, llamado cholita hat.

Articulo Relacionado:  Características de la cultura peruana

Marinera

En el Perú, hay dos tipos de marinera: Limeña y Norteña.

La Norteña es mi favorita porque tiene movimientos más fuertes, mientras que Limeña es «más suave» y más elegante.

La Marinera Norteña, como su nombre indica, proviene del norte del Perú (Chiclayo, Piura, La Libertad), y tiene su origen en danzas africanas inspiradas en el ritmo del apareamiento del gallo y el pollo (siempre lo sospeché, pero investigando para escribir este texto, confirmé mis sospechas), llamado Zamacueca.

La Marinera tenía varios nombres: Mozamala, Pelea de Cajón y Chilena, esta última fue descartada por patriotas nacionalistas en la época de la Guerra del Pacífico contra Chile, y decidió rendir homenaje a la Armada peruana, nombrando finalmente a la danza como Marinera.

Es un baile en el que la pareja «coquetea», como una danza de apareamiento. El hombre viste un traje elegante, con zapatos y sombrero, y la mujer viste vestidos flamantes y lleva un pañuelo, lo que le da más ligereza y elegancia al baile. En la Marinera Limeña la mujer usa zapatos de tacón, y en Norteña baila descalza.

La Marinera también baila con el caballo de paso peruano! ¡Sí, un caballo! Y ella por lo regular luce preciosa.

Los instrumentos utilizados son la guitarra, los anacardos, la batería y los instrumentos metálicos como el trombón.

De estos bailes cual crees que es tu favorito? Comenta acá bajo 🙂

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *